Seguimos poniendo las muertas

¡Otra vez el horror! Otra víctima más.

¿Hasta cuándo?

Ayer el machismo se llevó la vida de María Mercedes…ya son 9 las salteñas asesinadas en lo que va del año.

El machismo mata.

El machismo es cobarde.

Carlos, su expareja se suicidó.

Ella era madre, dejó 2 hijos.

¿Hasta cuándo?

¿Cuántas marchas serán suficientes?

¿Cuántos spots serán suficientes?

Mucho candidato varón,

Cero perspectiva de género.

Y una que otra feminista aliada a la derecha más recalcitrante.

Perspectiva de género (como la ESI) que debe implementarse urgente en todos los poderes.

Pero nos corren con eso de la «ideología»,

dicen que buscamos la destrucción de la familia y de los valores y no sé cuánta gilada más.

Lo único que buscamos es que lxs niñxs tengan herramientas suficientes para poder hablar.

Si después sucede y no hablás,

te enchufan la prescripción.

El feminismo no mata.

El transfeminismo tampoco.

¿Hasta cuándo?

Ayer fue Rocío.

Antes fue Lorena.

Y antes, Jessica, y antes, Nancy R., Fabiola, Macarena y Nancy V.

El 1ro de enero fue Graciela.

Así comenzamos el año.

¿A quién le tocará ahora?

¿Seré yo?

¿Será alguna trava amiga?

¿Será una trava desconocida?

¿Sera mamá, será mi hermana?

¿Será mi amiga?

¿Será una de pañuelo celeste?

¿Será una de pañuelo verde?

Y qué importa si aquí nos matan como moscas,

con impunidad.

Y no hay Dios, ni religión, ni feminismo, ni familia, ni amigxs, ni ministerios que puedan salvarnos.

¡Y cuántas muertas más, que ni sabemos!

O cuántas desaparecidas.

Porque cambian carátulas, encubren policías, políticos y jueces.

Si sos pobre, y los femicidas son todo lo anterior, no existe la justicia.

Necesitamos cambiar urgente las formas de amarnos y de amar.

No es fácil, pero es necesario intentarlo.

El machismo vino arraigado al colonialismo.

Nos han dejado el último lugar.

Bah! dejar… ellos no nos dejaron nada.

Nosotras hemos batallado y nos lo ganamos.

Pero no se trata de ganar.

Todo es más profundo.

Todo está más adentro.

No es una guerra contra ellos.

Pero es un cuestionamiento hacia ellos,

hacia nosotras mismas,

hacia una sociedad…

Una sociedad que se molesta porque mostramos las tetas y pintamos calles.

Pero que ni se inquieta si seguimos poniendo las muertas.

Ferretería Gay

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.