Reforma de salud: el nuevo debate que plantea el Gobierno

Integrar el sistema de salud público y privado para fijar reglas transversales para que el Estado conozca la problemática de distintos prestadores, es uno de los objetivos de la reforma del servicio.

Esta semana la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner hizo una referencia sobre las obras sociales y de las prepagas que repercutió en todo el arco político. Incluso el presidente Alberto Fernández se refirió al tema el viernes cuando dijo: «Tendremos que ver cómo optimizar el funcionamiento, cómo coordinamos y cómo mejoramos a partir de la experiencia vivida el funcionamiento del sistema de salud público, parapúblico y privado». En ese marco, se puso en marcha un proyecto para reformar el sistema de salud.

Integrar el sistema de salud público y privado bajo un mismo paraguas institucional para fijar reglas transversales, de modo tal que el Estado conozca la problemática de los distintos prestadores, sean obras sociales o prepagas, para poder actuar de manera rápida, es uno de los objetivos principales de la reforma del servicio que plantearon esta semana funcionarios, dirigentes, legisladores y sindicalistas.

La pandemia del Coronavirus dejó al descubierto que la necesidad de una integración y que en estos días se dio en forma «forzada» para sostener la atención en hospitales y sanatorios.

Fernández hizo esta reflexión durante el acto en el Museo del Bicentenario, en el que presentó un proyecto de ley para jerarquizar la tarea de los enfermeros y enfermeras, marco en el que reconoció «el esfuerzo inmenso» del personal de salud y se planteó cómo «optimizarlo».

«Tendremos que ver cómo optimizarlo. Es lo que habló Cristina en La Plata. Es decir, cómo podemos mejorar todo esto a partir de la experiencia vivida, porque un Estado que no se preocupa de la salud de sus hombres y mujeres no merece existir», completó.

En el acto al que hizo mención el Presidente, Cristina había abogado por «repensar el sistema de salud» al advertir que «las prepagas no saben dónde colocar a la gente» y que la atención sanitaria «terminó integrada a las patadas» porque «lo impuso la realidad».

Ferretería Gay

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.