Para frenar los desalojos, campesinos marcharán desde Dragones hasta Salta

Los campesinos del norte provincial, hartos de los desalojos de grandes terratenientes, como la familia Macri, decidieron llevar el reclamo a la capital provincial. La marcha comenzará el lunes 18 de octubre.

Ante la falta de soluciones efectivas y duraderas que eviten los desalojos que numerosas familias campesinas vienen sufriendo en el norte provincial,  un grupo de productores campesinxs criollxs, de la ruta nacional nº 81, nucleados en el Frente Nacional Campesino (el FNC) iniciarán una marcha el próximo 18 de octubre desde la localidad de Fortín Dragones, departamento San Martín, con destino a la ciudad de Salta, bajo el lema: “Basta de desalojos contra familias campesinas”.

Los campesinxs señalan a los grandes terratenientes que avanzan con los desalojos en esa zona. Uno de los apuntados es Gianfranco Macri, el hermano del expresidente Mauricio Macri.  Gianfranco Macri inició contra la familia Segovia, que vive en el paraje El Blanco, donde tiene su puesto con una ocupación de 1500 hectáreas aproximadamente, un juicio por reivindicación en el que solicita, tarde o temprano, un desalojo pese al exhorto de la jueza civil y comercial de Tartagal Griselda Nieto que impedía que la familia desocupe el puesto.

Son dos familias más las que estarían en la misma situación por tierras que Macri compró en 2006 a 52 dólares la hectárea.

Pese a la vigencia del artículo 9 de la Ley 7658 que suspende los desplazamientos de las familias criollas, Gianfranco Macri inició una demanda que ya cuenta con una orden judicial para que la familia desocupe las tierras en las que siempre residió y trabajó. Para sorpresa de nadie, la negociación que les ofrece el hermano del expresidente Mauricio Macri a los campesinxs son 130 hectáreas dentro de la misma finca.

En la asamblea, llevada a cabo ayer cerca de Dragones, los campesinos y campesinas reclamaron el fin de los desalojos judiciales y extrajudiciales; la titularización de las tierras campesinas; obras de acceso al agua para la producción y para uso doméstico; infraestructuras para el mejoramiento de la producción; apoyo a la juventud campesina para favorecer el arraigo rural; innovación tecnológica para la producción campesina; acceso a la vivienda digna, energía eléctrica y conectividad, entre otros puntos.

“La tierra en la que vivimos y trabajamos la heredamos de nuestros padres, abuelos y bisabuelos, nosotros queremos dejar estas tierras a nuestros hijos/as y nietos (a las generaciones futuras); estamos cansados de los atropellos y desalojos que cometen los ricos y poderosos. Estamos cansados de los que vienen a desalojar campesinos y a desmontar miles de hectáreas de nuestro monte nativo.  Estamos muy cansados de la discriminación y la falta de apoyo de parte de las autoridades provinciales y nacionales. Queremos el título de nuestras tierras, queremos trabajar, producir y progresar en el lugar donde vivimos. Queremos que nuestros hijos e hijas puedan estudiar y desarrollarse en el lugar donde nacieron y don quieren seguir viviendo. Queremos vivir en paz. El estado argentino mantiene una deuda histórica con las familias campesinas criollas”, manifestaron las familias campesinas.

Ferretería Gay

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.