No tiene paz: Martín Grande más complicado por promover el dióxido de cloro

La Justicia Federal amplió la denuncia que existía contra el siempre polémico diputado nacional macrista.

Después de quedar en el centro de la escena por la denuncia radicada por la fiscal Verónica Simesen de Bielke y recibir una sanción por parte de la Justicia local, Martín Grande volvió a recibir una mala noticia.

El fiscal federal Ramiro González amplió la imputación contra el diputado nacional del PRO por reclamar e impulsar el consumo de dióxido de cloro, una sustancia prohibida para tratar la Covid-19. En la causa también está involucrada su colega Mónica Frase.

La denuncia original había sido realizada por el fiscal e impulsada también por el diputado Rodolfo Tailhade en el marco de una investigación penal contra Andreas Ludwig Kalcker, un supuesto médico alemán que se presenta como el descubridor de la fórmula promocionada para curar distintas patologías.

El expediente con las acusaciones contra los diputados fue separado del caso principal, que está a cargo del juez Ariel Lijo, y pasó a otro magistrado como una causa nueva. Tras el sorteo, los diputados serán investigados por el juez Sebastián Ramos.

En la ampliación, el Fiscal Federal Ramiro González recordó que el 29 de julio de 2020 el diputado nacional Martín Grande afirmó en un diario digital que el dióxido de cloro “cura el cáncer, el autismo extremo, las gripes y te hace optimista”.

El 1 de septiembre de 2020, uno de los momentos más sensibles de la primera ola de la pandemia, el diputado nacional  por Salta presentó el proyecto de declaración 4582-D-2020 solicitándole al Poder Ejecutivo “disponga promover acciones concretas e inmediatas vinculadas a la investigación en torno del uso medicinal del dióxido de cloro para su aplicación al tratamiento de pacientes afectados por el Covid-19”.

En el extenso documento del Fiscal, señaló que el artículo 208, inciso 1° del Código Penal indica que “será reprimido con prisión de quince días a un año el que, sin título ni autorización para el ejercicio de un arte de curar o excediendo los límites de su autorización, anunciare, prescribiere, administrare o aplicare habitualmente medicamentos, aguas, electricidad, hipnotismo o cualquier medio destinado al tratamiento de las enfermedades de las personas, aun a título gratuito.”

Ferretería Gay

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *